Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El proyecto europeo Winpol cumple un año con una visita técnica y reuniones de trabajo a la ciudad italiana de Imola

Votos

(Total de votos recibidos 45)

(Puntuación 3,13)

Winpol Imola emulsa
EMULSA lidera este proyecto europeo para el intercambio de experiencias en la aplicación de nuevas tecnologías a la gestión de residuos y de políticas locales.

Winpol está cofinanciado por la iniciativa Interreg, Cooperación Territorial Europea en el marco de la Política de Cohesión Europea para intensificar la cooperación entre las regiones de los países miembros y con cargo al Fondo de Desarrollo Regional Europeo (FEDER). Junto a EMULSA participan ACR+ (Association of Cities and Regions for the Recycling and Sustainable Management of Resources. Bruselas), Ayuntamiento de Amberes (Bélgica), Environment and Resources Authority of Malta; Region de Creta y la Municipality of Heraklion (Grecia), Snaga: company for waste management and other utility services of Ljubljana (Eslovenia) y Drobeta Turnu Severin City Hall y Mehedinti County Council, de Rumanía.
La ciudad italiana de Imola acogió, en la primera semana de octubre, varias reuniones de trabajo y visitas de inspección de los socios del proyecto europeo Winpol que lidera EMULSA hasta 2023.
Durante dos dias representantes de los 9 organimos locales y regionales que forman parte de Winpol realizaron varias visitas de inspección a la empresa e instalaciones de gestión de residuos de Imola para intercambiar experiencias y analizar resultados de las políticas puestas en marcha por el municipio italiano para incrementar el reciclaje.

Además celebraron varias reuniones internas para analizar el desarrollo del proyecto europeo Winpol que cumple su primer año de vida y que esta financiado por Interreg Europe.

La fase de "Aprendizaje interregional" del proyecto WINPOL, financiado con fondos europeos y liderado por EMULSA, está en pleno apogeo, con socios que intercambian e identifican buenas prácticas para luego elaborar planes de acción sobre la transferencia de experiencias relevantes en sus territorios.
Esta vez, su investigación los llevó el 2 de octubre de 2019 a Imola. Esta ciudad, ubicada en la región italiana de Emilia-Romaña, logró disminuir sus desechos sin clasificar en un 62% desde 2015 (pasando de 20,777 toneladas a 8,000 toneladas estimadas en 2020).
Aunque no forma parte del proyecto europeo WINPOL, Imola ha sido identificada desde el comienzo del proyecto como un ejemplo interesante de cómo una autoridad pública puede implementar con éxito un nuevo sistema integrado de gestión de residuos y mejorar su rendimiento, utilizando ampliamente tecnologías inteligentes.
En 2016, la administración municipal de Imola, en asociación con Hera, la empresa de servicios públicos a cargo de la gestión de residuos, comenzó a reorganizar gradualmente los métodos de recolección de residuos en el territorio de la ciudad para mejorar la calidad y aumentar la cantidad de residuos recolectados por separado. El sistema de recolección se basa en “islas ecológicas”: puntos de entrega que consisten en conjuntos de contenedores de calle para seis fracciones de desechos: orgánicos, de jardín, papel / cartón, plástico / metal, desechos no clasificados (residuales) y vidrio. A excepción de este último, todos los contenedores están equipados con un sistema de control de acceso activado por una tarjeta personal.
Se han agregado características adicionales a la papelera residual (un cilindro horizontal que limita el volumen de la basura dispuesta a 22L), y a los contenedores para desechos de papel / cartón y plástico / latas (se ha colocado una rejilla para mejorar la calidad de la basura). residuos recogidos y optimizar el volumen de los contenedores). Las calles del centro histórico de la ciudad son atendidas por una colección puerta a puerta de papel / cartón, plástico / latas y desechos sin clasificar. Solo los desechos orgánicos y el vidrio se recolectan con contenedores de la calle.
La tarjeta personal permite la implementación de un sistema de pago por generación (PAYT) de impuestos a los residuos mediante el cual a los ciudadanos que generan más residuos y necesitan usar los contenedores para residuos no clasificados con mayor frecuencia, se les cobra una tarifa más alta. Por otro lado, los ciudadanos pueden recibir un descuento si hacen un esfuerzo adicional para separar sus desechos y llevarlos a centros de recolección dedicados. Esto es lo que los socios de WINPOL presenciaron durante su visita al centro de recolección Via Brena, que ilustró el sistema PAYT en funcionamiento en Imola. El centro está alcanzando su capacidad total y cuenta con un aumento del 25% de usuarios desde 2015, lo que demuestra que los ciudadanos han adoptado completamente el nuevo sistema. El municipio está trabajando en la apertura de un segundo centro, aún más moderno e incluyendo una parte para actividades de reutilización.
El centro de recolección de autoservicio Sesto Imolese es otra práctica innovadora descubierta por WINPOL en Imola. Accesible también con la tarjeta, brinda a los ciudadanos la posibilidad de desechar papel, plástico / latas y vidrio sin tener que ir al centro de recolección y aún así beneficiarse de la reducción de impuestos. Está funcionando un sistema elaborado con alarma para garantizar un buen funcionamiento del centro.
Los socios aprovecharon esta reunión para discutir los preparativos del segundo seminario temático, centrándose en modelos innovadores para la recolección, prevención y reciclaje. Algunas buenas prácticas ya se han identificado y se compartirán el 19 de noviembre de 2019 en Amberes. WINPOL también se dirige a audiencias locales y partes interesadas que pueden participar en eventos organizados en los territorios de los socios.