Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

EMULSA participa en la campaña municipal de concienciación contra las colillas ‘La mar empieza aquí’

Votos

(Total de votos recibidos 14)

(Puntuación 3,36)

la mar empieza aqui stopcolillas emulsa
EMULSA se encarga de colocar las chapas y pintar los dibujos con los mensajes junto a los sumideros del alcantarillado de aguas pluviales en Gijón.
 

Las empresas municipales de Agua y Medioambiente, EMA y EMULSA, y la Concejalía de Medioambiente del Ayuntamiento de Gijón, desarrollan en Gijón la campaña ciudadana ‘La mar empieza aquí’ para concienciar a la ciudadanía de que tiren colillas o cualquier otro tipo de residuos a los sumideros.

Entre las acciones que se desarrolla enmarcadas en esta campaña están el reparto de 3000 ceniceros “de bolsillo” en las zonas de mayor afluencia peatonal, por ejemplo, por la elevada presencia de terrazas.

Asimismo han comenzado a colocarse, junto a los sumideros, un total de 100 placas con el lema “No tires nada, la mar empieza aquí”, algunas de ellas, acompañadas de la serigrafía de un pulpo, ballena, delfín o caballito de mar. Además, muchos de los sumideros en los que no se coloquen placas, contarán con la serigrafía tortugas, andaricas o rayas, en los que se podrá leer el mismo lema que en las placas.

Esta campaña se realiza de manera complementaria a la de saneamiento doméstico de la EMA con motivo del ‘Día Mundial del retrete’ para evitar que se tiren al retrete toallitas y otros elementos que no sean "Pipí, popó y papel".

Esta campaña, que se sma a las realizadas en los últimos años por EMULSA en playas y zonas de hosteleria, prtende concienciar a la ciudadanía del daño que ocasionan al medioambiente las colillas, que contienen más de 7000 sustancias químicas tóxicas, alguna de ellas, potencialmente cancerígenas para el ser humano. Cada colilla contamina diez litros de agua y tarda diez años en degradarse.