Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Gijón redujo residuos y aumentó el reciclaje en 2019

Votos

(Total de votos recibidos 120)

(Puntuación 3,08)

bandera gijon
El total de residuos separados para el reciclaje alcanzó en Gijón en 2019 el 30,32% (en 2018 fue el 27,12% y en el 2017 el porcentaje era el 25,3%.) que significan 141,02 kg por habitante/año (en 2018 fueron 125,7 kilogramos).

Los gijoneses generaron en 2019 127.312 toneladas de residuos (un 11,7% menosque hace diez años), de los que se separaron para el reciclaje 38.627toneladas, el 30,34% y acabaron en el vertedero de Cogersa 88.585.

Gijón, siguiendo la tendenciaha reducido el pasado año un 11,7% los residuos en masa generados desde2010, mientras que la separación para el reciclaje aumentó, en el mismoperiodo de tiempo, un 55% (pasando del 17,4% en 2010 al 30,3% en 2019) y amedio camino del 50% exigido por la Unión Europea para 2020.

En 2019 el total de toneladas de residuos generados enGijón fue de127.312, un0,37% superior al 2018. La recogida selectiva para el reciclaje en contenedoresde calle, (cartón, envases, vidrio, yorgánica), experimentó un incremento del 16% respecto al 2018,aumentando todas las fracciones: un 7,34% el cartón; un 12,2% los envases; un4,26% el vidrio; y un 232% la orgánica.

Respecto a la ropa, el total de toneladas deropa gestionadas en 2019 fueron de 1.103, un 5,8% más que en 2018. En loscuatro puntos limpios de Gijón se han gestionado un total de 16.492 toneladas,un 6,73% más que en el 2018. Las fracciones que mayor crecimiento hanexperimentado han sido: residuos de construcción y demolición, la maderatratada, los muebles, los vegetales y los eléctricos y electrónicos.

Los residuos vegetales destinados al reciclaje en compost seincrementaron en un 5,65% para un total de 2.256 toneladas.

Esta semana se ha iniciado laúltima fase de ampliación de la recogida selectiva orgánica, con la colocaciónde contenedores de tapa marrón en el centro del casco urbano, que estaráfinalizada a principios de mayo, completando entonces toda la zona urbana deGijón, en la que viven 240.000 habitantes.

EMULSA ha publicado una Guía de Gestión de Residuos que explica lo que si y lo que no se debe depositar en cada contenedor y se puede descargar aquí.

A modo de resumen

En el contenedor amarillo se depositan:
-Envases metálicos: latas de conservas y bebidas, bandejas de aluminio, aerosoles, tapones metálicos de botellas y tapas de frascos.
-Bricks: de zumo, leche, vino, batidos, etc.
-Envases de plástico: como botellas de agua, geles de baño, colonias, champús, bolsas de congelados, tarrinas de mantequilla y yogures, bandejas de corcho blanco, envoltorios de plástico, bolsas de aperitivos y bolsas de plástico.

El contenedor azul se depositan:
-Envases de cartón: cajas de galletas, de cereales, de zapatos, de productos congelados, hueveras, etc.
-Todo tipo de papel: periódicos, libros, revistas y bolsas de papel.

En el contenedor verde se depositan los envases de vidrio. En él se puede depositar cualquier botella de vidrio, los frascos de cosmética y colonia y los tarros de mermelada y conservas.
No se deben depositar en el verde: cristales de ventanas y espejos, lunas de automóviles, bombillas, cristales de ventana, tubos fluorescentes, vasos y copas de cristal, porcelana, cerámica, corchos y tapones.

En el contenedor marrón orgánico se depositan:
-Residuos biodegradables de alimentos como cáscaras y pieles de fruta, restos de carnes, pescados, verduras, posos de café…
-Desechos orgánicos: papeles y cartón manchados de grasa o aceite, pequeños restos vegetales de flores y hojas, tapones de corcho y serrín.

En el contenedor gris de 'resto de residuos' (hasta ahora verde metálico) se depositan: los pañales, una sartén estropeada, vajilla o cubiertos, juguetes rotos, cristales, objetos de plástico o metal que no sean envases, etc.

Muchos residuos reciclables se deben llevar a alguno de los cuatro puntos limpios como: electrodomésticos y aparatos electrónicos, pequeñas cantidades de escombros domésticos, CD's, VHS, muebles y enseres, pinturas y barnices, restos de poda, bombillas y fluorescentes. También se pueden llevar a un punto limpio el aceite doméstico, las pilas y baterías.